Quitar manchas con productos caseros.

astridahorro, Manchas Comments

Hola!

Hoy os sorprenderá descubrir cómo podemos quitar manchas o marcas con productos que tenemos en casa sin necesidad de comprar un producto específico para cada problema y al momento de darnos cuenta de que tenemos una mancha.

Eliminar manchas de café (o infusiones):

Una opción sencilla es mezclar (partes iguales) de agua tibia y limpiacristales, una vez tengamos la mezcla, frotamos la mancha con un trapito y lavamos de forma normal en la lavadora.

Otra opción para eliminar manchas de café es mezclar vinagre blanco con alcohol (partes iguales), repetimos el proceso anterior y cuando saquemos la prenda de la lavadora, la mancha habrá desaparecido.

Eliminar manchas de cera:

Me ha pasado, he ido a apagar una vela y he soplado tan fuerte que la cera me ha salpicado el vestido. Sencillísimo, basta con dejar secar la cera, rascarla para quitarla (cuidado no rompamos la prenda) y luego frotar con un poco de alcohol. La prenda quedará como si no hubiese pasado nada.

Eliminar manchas de vino:

Ya pasa que una gotita de vino nos arruina la noche y creemos que probablemente la camisa para siempre. Pues no, para quitar la mancha de vino, basta con dejar la mancha unas 5 horas sumergida en leche fría y lavar habitualmente.

Eliminar manchas de barro:

Es tan sencillo como dejar que la mancha se seque, rascar con un cepillo la mancha y lavar la prenda de forma habitual. En este caso sólo se requiere paciencia.

Eliminar manchas de tinta:

Siempre me pasa, me mancho con el bolígrafo la parte de la camisa de la manga que tengo apoyada en la mesa. Un sencillo truco de toda la vida nos sirve para eliminar esa mancha, hay que dejar la mancha sumergida en leche tibia e ir frotándola de vez en cuando. Si aún queda algún resto de mancha, podemos dar unos toquecitos con alcohol y lavar la prenda de forma habitual.

Eliminar manchas de perfume o desodorante:

¿Cuántos cercos de desodorante o perfume tenemos en las prendas? Hasta que descubrí este truco, yo, muchísimos!
Es tan sencillo como frotar, sin desolver, un algodoncito empapado en amoníaco (cuidado con los vapores) sobre la mancha y luego dejar la prenda en remojo (una hora) con jabón para prendas delicadas y luego ya podemos lavar la prenda de forma habitual.

A mi estos consejos me han salvado de varios apuros. Espero que os sean muy útiles!

Foto: http://elrincondepablospok.blogspot.com.es