Ahorrar en la factura del agua.

astridahorro, Factura Comments

Una de las facturas que más descontrola nuestro presupuesto mensual, suele ser la del agua, es inevitable, hay que lavarse, ducharse, cocinar, regar, ir al baño, es decir, no podemos prescindir de ella.

Así que, para ahorrar dinero en casa y de paso dar un empujón al ecologismo, os dejamos una serie de consejos, que no suponen esfuerzo y nos ayudarán a reducir nuestra factura.

En el baño:

Debemos recordar cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes (sí, este es un consejo muy escuchado, pero hay que llevarlo a la práctica).

Para ahorrar agua cuando tiremos de la cadena, un truco es introducir una o dos botellas de agua (llenas de arena o de algo que pese para que se mantengan) vigilando que no interfieran en el mecanismo de la cisterna y que ocupen volumen, para que, la cisterna al llenarse utilice menos litros de agua. Es importante no utilizar el WC como papelera cada vez que sequemos una mancha, nos sonemos la nariz…etc…

Utilizar la ducha en vez de darnos largos baños. Sí, de vez en cuando un baño va bien, pero si nos duchamos (cerrando el grifo mientras nos enjabonamos también), además de ahorrar agua, también ahorraremos tiempo.

En la cocina:

Para lavar las verduras en la cocina es mejor utilizar un recipiente (barreño o similar) a mantener el grifo abierto durante el lavado, de esta forma, se lavan todas las verduras juntas y no es necesario ir aclarando poco a poco.

También se ahorra utilizando una pila para enjabonar y otra para aclarar, así sólo llenaremos las 2 pilas una vez (o como mucho 2) y no dejaremos el grifo abierto para que corra el agua.

Si utilizamos la lavadora y el lavavajillas cuando estén completamente llenos, ahorraremos mucha cantidad de agua que se desperdicia en cada lavado.

General:

Siempre que detectemos una pérdida de agua en algún grifo o tubería, hay que repararla de inmediato. Un simple goteo, durante todo un día, supone una pérdida de aproximadamente 30 litros de agua, si tardamos más de un día en arreglarlo, el gasto será mayor.

Para limpiar la acera o la terraza es mejor que utilicemos una escoba en vez de empujar la suciedad con la manguera.

Para ahorrar electricidad y gas en toda la casa, una de las soluciones que está generando buenos resultados es la organización de compras colectivas. Las compras colectivas se basan en reunir al mayor número de personas interesadas y conseguir un beneficio para el grupo. Es un funcionamiento similar al que tienen las agencias de viaje con las excursiones grupales. Nosotros, hemos decidido llevar a cabo la idea y organizar una gran compra colectiva de luz y gas a la que puedes sumarte y unirte a miles de consumidores para pagar menos en tus facturas.

Plantas:

Ya sabemos que es mucho mejor para nuestro ahorro y para que las plantas asimilen la mayor cantidad de agua regar antes de que salga el sol o por la noche. Pero, si además tenemos plantas “autóctonas”, estarán más habituadas al clima y su necesidad de agua, así como sus cuidados, será menor.

Reciclar el agua:

El agua que sale del aparato del aire acondicionado, puede servirnos para regar. Basta con recogerla en garrafas o botellas.

Cuando enjuaguemos nuestras herramientas de jardinería, podemos recoger el agua que va cayendo y utilizarla para regar las plantas.

El agua que tiramos al limpiar la pecera es rica en fósforo y nitrógeno, también va bien para regar nuestras plantas.

Podemos canalizar los sistemas de drenaje de nuestra finca (canalones, tuberías de desagüe) hacia un cubo para poder utilizar después ese agua.

Foto: www.cyclusid.com