Ahorrar comprando un PC.

astridahorro, Tecnología Comments

El ordenador, ya sea de sobremesa o portátil, se ha convertido en un equipo imprescindible en casa. Para ello, vale la pena (y muchas veces es necesario) tener uno en casa, y, afortunadamente hoy en día hay muchos modelos de diferentes marcas que se adaptan a nuestras necesidades, tanto informáticas como económicas.

Primero debemos decidir si queremos un ordenador de sobremesa o un portátil. El de sobremesa siempre es más cómodo para trabajar, no obstante el portátil tiene otras muchas ventajas que debemos valorar.

Cuando tengamos la decisión tomada, debemos comparar entre marcas y modelos para asegurarnos de que no sólo estamos pagando la marca y que nuestra decisión es una decisión práctica y adecuada.

Algunos trucos que conviene saber:

-Hay muchas tiendas en las que montan el PC por piezas y a tu medida (tanto de sobremesa como portátiles), es cuestión de informarse, ya que siempre será mucho más económico.
-A menos que trabajemos en diseño o seamos unos apasionados de los juegos, no nos hará falta una tarjeta gráfica muy potente, por lo que, con la básica que viene en el PC es suficiente.
-Lo mismo sucede con la tarjeta de sonido, la que viene de serie, suele ser buena para un uso doméstico.
-Si adquirimos un PC de sobremesa, podremos reutilizar los periféricos (mouse, teclado, pantalla…) de cualquier otro PC, ya sea prestado, nuestro PC antiguo…
-Podemos adquirir un PC con poco disco duro (más económico) que podemos completar con discos duros externos a medida que vayamos necesitándolo.
-Evitaremos comprar PCs con disquetera o demasiados lectores (si no los vamos a utilizar).
-En las tiendas, no nos debe dar vergüenza preguntar, pedir consejo e incluso comparar en diferentes tiendas el mismo modelo para convencernos de que el precio final es bueno.
-Por último, si decidimos adquirir un ordenador de segunda mano, nos aseguraremos de que está en perfecto estado (podemos preguntar a algún técnico) y si es posible, adquiriremos el ordenador a alguien de confianza para no llevarnos sorpresas.

La elección del sistema operativo también puede ser una opción de ahorro, por ejemplo, para utilizar Windows, es necesario tener licencias, que probablemente, a nivel particular nos resulten caras, para ello, hay sistemas operativos que son gratuitos y que nos pueden resultar, además, útiles para indicar que los manejamos en nuestro Currículum Vitae.

Espero que os haya resultado útil y podáis ahorraros dinero en la elección de un ordenador.

Foto: http://www.gadgetshoy.com