Trucos de mantenimiento para ahorrar.

astridahorro, Bricolaje, Manchas Comments

Sabemos lo importante que es un buen mantenimiento y trato de los objetos para  que en un futuro no se estropeen y nos duren el mayor tiempo posible. Para ello os dejo unos consejos de mantenimiento que nos permitirán limpiar bien las superficies difíciles y ahorrar en reparaciones y cambios.

Para desatascar cañerías sin llamar a un profesional, podemos probar con medio vaso de bicarbonato y vinagre, primero echamos el bicarbonato y luego un buen chorro de vinagre, hará reacción y creará espuma. Después echamos agua caliente y la tubería estará perfecta.

Para evitar la acumulación de grasa en los azulejos de la cocina, bastará con que además de limpiarlos de forma habitual, una vez por semana utilicemos el siguiente truco, frotamos la zona con una esponja humedecida en agua caliente y jabón, y luego aclaramos la superficie con la bayeta, después calentamos un poco de vinagre en un cazo y limpiamos la zona con el vinagre y un trapo, cuando se haya secado, sólo hay que pasar por encima un paño limpio y seco. Esto hará que la grasa no se pegue a los azulejos.

Si vemos que nuestra bañera se ha manchado con el paso del tiempo o bien alquilamos o compramos una casa con una bañera en mal estado, antes de darla por perdida, probad estos consejos: Para el cerco oscuro que se queda alrededor del desagüe, sólo necesitamos limpiarlo utilizando bicarbonato y un estropajo para rascar.
Si tiene manchas de óxido, frotaremos con medio limón al que habremos rociado sal encima.
Por último, para abrillantar la superficie, frotaremos con vinagre, quedará reluciente.

Para eliminar manchas de un sofá, primero debemos saber si el sofá se puede mojar o no (podemos probar en un lugar no visible del mismo).
Si sabemos que la tapicería se puede mojar, eliminaremos las manchas de la siguiente forma: si son de grasa, espolvoreamos polvos de talco encima y los dejamos que absorban la grasa durante media hora, posteriormente cepillamos la mancha.
Si la mancha es de chocolate o café, la limpiaremos con una mezcla de 4 partes de agua con 1 parte de agua oxigenada y una gota de amoníaco.

Para mantener la ropa de casa (sábanas, cortinas…) de su color blanco y que no amarillee podemos meter, cuando hagamos una lavadora específica de ese color, un calcetín (blanco, por supuesto) con medio limón dentro. Si lo metemos entre la ropa, la blanqueará y además eliminará manchas.

Foto: www.informacion-de-turismo-medico.blogspot.com.es