Básico de armario: el pantalón vaquero

RaquelCombinaciones, Moda, Ropa Comments

El pantalón vaquero es un básico de fondo de armario tanto para mujer como para hombre. Puede servir para ocasiones tanto informales como más formales y, en principio, combina con toda la gama de colores. Además, nunca se pasan de moda.

Se trata de una prenda muy versátil que puede sacarnos de un apuro en más de una ocasión, ya que podemos llevarlo con prácticamente cualquier blusa o camiseta que haya en nuestro armario. Elegir uno que siente bien (el ‘vaquero perfecto‘) no es nada fácil y por eso aquí te damos unas claves.

Al contrario de lo que muchas mujeres piensan, los pantalones pitillo (ajustados en el tobillo) en tejido vaquero oscuro ayudan a dar esbeltez a la pierna. El tiro alto alarga las piernas, aunque no es apto para todo tipo de silueta (preferiblemente, para mujeres con pocas curvas).

Si tienes mucha cadera, jamás te decantes por unos pantalones acampanados, ya que visualmente ensanchan aún más la cadera. Tampoco lleves unos con decoración en esa zona (por ejemplo, bordados), ya que atraerás la vista hacia tus caderas.Opta por unos de corte recto y color oscuro, o incluso unos pitillos.

Para las piernas muy finas, los pantalones rectos o los de pata de elefante (últimamente denominados ‘palazzo pants‘) serán tus mejores aliados.También puedes probar los pantalones de color claro y con bolsillos pequeños.

Si tienes poco culo, ahora hay ya muchos modelos de vaqueros push up que realzan esta parte del cuerpo (tanto en firmas como Killah, como en tiendas -Salsa Jeans).

Los bolsillos traseros son también muy importantes, ya que hay algunos que resaltan la zona y otros que tienden a aplanarla. Fíjate en ellos cuando te los pruebes y verás la diferencia que hay entre unos y otros.

Si tienes el muslo muy ancho, elige unos que lleven la costura lateral en un tono contrastado (por ejemplo en ocre/marrón o blanco) para romper visualmente el contorno de tu muslo y hacerlo parecer más delgado.

Para una reunión de trabajo, atrévete a llevar tus vaqueros preferidos con una blazer negra, una blusa en blanco y collar largo más zapatos de tacón kitten heel (unos 3-4cm). Para diario, combinan perfectamente con botines, bailarinas o slippers. Recuerda que si es de color (por ejemplo negro) puedes teñirlo en tu casa cuando el color esté desvaído y así seguir utilizándolo si te sienta bien.