Básico de armario: el trench

RaquelCombinaciones, Moda, Ropa Comments

Looks realizados en Polyvore

La gabardina o trench es un básico que se introdujo en nuestro armario gracias a Thomas Burberry. La inventó y patentó en 1880 para los oficiales británicos. A día de hoy, se ha convertido en todo un imprescindible en el armario de la mujer. Nunca se ha pasado de moda y nunca lo hará, considerado desde hace bastante tiempo un básico más del fondo de armario.

La gabardina, especialmente en color camel o beige, es perfecta para cualquier ocasión. Puedes utilizarla para ir al trabajo, en tus días libres, de viaje… e incluso sobre un vestido de fiesta.

Para un viaje o un paseo con tus amigas, el trench combina muy bien con los tonos marrones y queda perfecto con botas de caña alta como las de la imagen. Completa el look con un bolso tipo satchel, un jersey en tonos crema y una bufanda en granate.

Otro de los colores con los que el camel o el beige queda estupendo es el morado. Seguro que tienes prendas en tu armario de color púrpura. Atrévete a combinarlas con beige y llévalas con tu gabardina.

Para ir a trabajar, puedes ponértela encima de una falda tipo lápiz (puedes ver cuatro formas de combinar tu falda negra en este otro post) más blusa. Si tienes que estar de pie, lleva unos kitten heels (unos 3 cm) para mayor comidad. Y si la blusa con la que combinas la falda negra entubada es de color beige, tendrás un look bicolor perfecto, sofisticado y elegante para ir al trabajo.

El rojo y el beige es otro dúo ganador. Sorprende a todos en una cena llevando un vestido rojo debajo de tu trench. Puedes añadir otro color más al look: el negro, ideal en accesorios.

Y si quieres salir de fiesta, atrévete a lucir un vestido de cóctel como el de la imagen en tonos dorados, o cualquier otro. Puedes combinar tu gabardina camel con vestidos en blanco, azul marino, negro, rojo, morado y metalizados. Los accesorios en negro compensarán los brillos del look.