5 mascarillas caseras para tu piel

Raquelahorro, belleza, Remedios caseros2 Comments

Mascarillas caseras pielLas mascarillas caseras son una buena forma de ahorrar dinero a la par que cuidamos nuestra piel de forma natural. Hay muchas mezclas en función del problema que presente nuestra piel. Prueba con esta selección de cinco marcarillas caseras.

1. Mascarilla de aguacate para la piel seca

Ingredientes: medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva (también puedes añadir un poquito de miel). Modo de empleo: Aplícalo sobre el rostro limpio con masajes circulares y deja actuar la mascarilla durante quince minutos. Después, retítala con agua tibia y seca la piel con suavidad. También puedes utilizar esta mascarilla para suavizar las durezas de tus pies.

2. Mascarilla reafirmante de huevo y miel

Ingredientes: una cucharada sopera de miel y una clara de huevo. Vierte la miel en un recipiente mientras vas incorporando poco a poco la clara, batiéndolo todo suavemente hasta que se forme una pasta cremosa y algo líquida.

Modo de empleo: esta mascarilla casera es muy útil para actuar contra la flacidez. Extiéndela por las zonas de tu cuerpo que lo precisen y déjala actuar durante veinte minutos. Después, retírala con agua fría. Aplícala de dos a tres veces por semana.

3. Mascarilla de avena para quitar las manchas de la piel

Ingredientes: un tomate, una cucharada de zumo de limón y una taza de harina de avena. Introduce los ingredientes en la licuadora, comenzando por el tomate troceado, hasta llegar a una pasta espesa.

Modo de empleo: aplícala antes de irte a dormir por todo tu rostro hasta que forme una masa consistente. Tras quince minutos sobre la piel, retírala con un algodón mojado o una toalla húmeda.Verás que tus manchas se van disipando gracias a ella.

4. Mascarilla nutritiva de patata

Ingredientes: una patata, un chorro de leche, una yema de huevo y un chorro de aceite de oliva. Deberás de hacer puré con la patata para después mezclarla con el resto de ingredientes.

Modo de empleo: aplica la mascarilla templada (a una temperatura que no agreda tu piel, pero es importante que no esté fría) sobre tu rostro. Tápalo con una toalla para potenciar su efecto y déjala actuar durante quince-veinte minutos. Retira entonces la crema con agua fría. Lo idóneo es que esto se haga unas dos o tres veces por semana. La patata ayuda a nutrir la piel

5. Mascarilla de pepino contra el cansancio

Ingredientes: medio pepino y una cucharada de flores de manzanilla. Coloca las flores en una taza de agua hirviendo y espera a que se enfríe. Entonces, junta la infusión con el pepino (previamente pelado y cortado en cubos) en la batidora y licúa hasta que ambos ingredientes se mezclen.

Modo de empleo: aplica la mezcla sobre tu rostro, insistiendo en párpados y cuello. Deja que se absorva y actúe durante veinte minutos. Retírala con agua fría. Tu cutis se verá fresco, radiante y renovado.