Dale más luz a tu hogar con estos sencillos trucos.

astridahorro, Decoración, Hogar Comments


Para sentir que estamos en nuestro “hogar” es muy importante que la iluminación se adapte a las necesidades que tenemos en cada momento, por ejemplo, no es lo mismo la iluminación que podamos necesitar para leer  que la que se necesite en una comida.

Por eso estos consejos son la salvación para modificar las luces sin gastar ningún dinero extra.

Lo más común es planear la iluminación mientras se decora o bien se construye, pero si ya ha pasado ese momento, con unos simples cambios será suficiente.

El recibidor es la carta de presentación de la casa, la primera impresión que dará la casa y un lugar de paso, por eso, no es necesaria una iluminación exagerada. Es mejor que sea tenue para dar calidez y que la casa se vea acogedora. En este caso será ideal una lámpara de mesilla (seguro que tenéis alguna guardada que ya no se utilice) o bien alguna de pie que se pueda poner en un rincón para que de un punto de luz. Ideal si ponemos un espejo que ayude a darle profundidad a la estancia.

En el baño es ideal que la iluminación sea blanca y que haya muchos focos de luz para vernos bien frente al espejo. Si elegimos apliques en el techo nos serán de gran facilidad para limpiar y además proporcionarán una muy buena iluminación. Debemos evitar que caiga justo encima de nuestra cabeza para que no haga sombra, ideal ubicar la iluminación un poco más adelantada de la cabeza. Y si en el baño queremos crear un clima más cálido por si queremos un punto de luz cuando no esté en uso, podemos utilizar velas.

En el comedor lo ideal es tener focos halógenos en el techo que iluminen toda la estancia y si es posible con doble combinación, es decir, que con un interruptor encendamos una zona y con otro otra para combinar la iluminación a nuestro gusto. Nunca está de mas tener una lámpara de pie en un rincón que podamos encender fácilmente si nos apetece leer o bien estar en penumbra. Si seguimos queriendo utilizar luz tenue, bastará con utilizar velas en puntos estratégicos.

Para el dormitorio, es ideal tener una lámpara de mesilla para la lectura o consultar la hora…etcétera. No obstante, no podemos prescindir de una buena iluminación general de techo para la habitación. Es necesaria para poder elegir la ropa, limpiar, recoger…etcétera.

Finalmente, tras todos estos consejos, lo más importante es utilizar todo lo que podamos la iluminación natural a través de ventanas y con cortinas claras para así ahorrar en el recibo de la luz y aprovechar los recursos naturales.

Imagen: http://promerodecamilatamara.blogspot.com.es