Deshazte De Plagas En El Hogar Sin Llamar Al Fumigador

mariaLimpieza Comments

Primero que nada, debes tener en cuenta que no necesitas llenar tu casa de productos químicos costosos para deshacerte de las plagas, ni llamar al fumigador. Aquí te cuento cómo preparar plaguicidas baratos, con los cuales conseguirás el mismo objetivo.

Si mezclas bórax y azúcar a partes iguales, y los colocas a lo largo de zócalos, en grietas, bajo los gabinetes, debajo del lavamanos y en cualquier lugar donde hayas visto cucarachas, verás cómo se van eliminando estas alimañas. La razón de esta efectividad es simple: las cucarachas consumen la mezcla, siendo atraídas por el azúcar. Cuando la mezcla entra en su cuerpo, el bórax produce daños tanto en su sistema digestivo como en el esqueleto externo, paralizándolos en su funcionamiento, lo que resulta en la muerte de las cucarachas. Este funcionamiento es muy semejante al del ácido bórico, que se encuentra en productos comerciales.

La ventaja del bórax respecto del ácido bórico, es que resulta más barato, libre de agentes químicos, libre de humo y no daña el medio ambiente.

El bórax (20 Mule TEAM  BORAX), se puede encontrar entre los productos de limpieza de cualquier supermercado, ya que se utiliza como un refuerzo en los lavaderos de ropa.

Los restos que no hayas utilizado, asegúrate de guardarlos en un recipiente hermético, para mantener la humedad y la frescura, y ten cuidado en no olvidar el etiquetado, para prevenir accidentes o desgracias con el uso o manipuleo accidental del producto.

En unas dos semanas, deberás notar la disminución de la población de cucarachas.

Ten en cuenta, finalmente, que el bórax pierde parte de su eficacia cuando se moja, y que deberás mantenerlo cuidadosamente alejado de los niños y las mascotas.

Para deshacerte de las hormigas, sin necesidad de llamar al fumigador ni gastar en productos hormiguicidas costosos, puedes limpiar las encimeras, armarios y otros lugares donde las hayas detectado, con una mezcla mitad y mitad de vinagre blanco y agua, dos o tres veces en un día.

El funcionamiento es simple: la hormiga odia el olor del vinagre, y éste elimina los rastros de olor que ellas utilizan para moverse y orientarse en sus recorridos fuera del hormiguero. Por ello, el vinagre, si bien no las mata, impide que puedan trasladarse en sus recorridos habituales.

 

Foto: http://www.idealista.com