Como podemos ahorrar: la nevera

lauraahorro, Bricolaje, Hogar, Limpieza, Manchas, Remedios caseros Comments

En el anterior artículo hablamos de como realizar un servicio de mantenimiento a la lavadora nosotras mismas. Con que lo hagamos una vez es más que suficiente para cogerle el truco y a partir de ahí hacerlo sin problema y sin apuntes. Yo recomiendo que hagamos esta acción una vez al mes, así su vida útil será mayor. Para continuar con el mantenimiento y puesta a punto de nuestros electrodomésticos pasaremos a la nevera.

Puede parecer que no necesita mantenimiento, pero no es cierto. Con una serie de sencillos pasos podemos evitar disgustos posteriores. Para empezar, lo primero una limpieza a fondo, no hace falta gastar un dineral, agua y jabón de toda la vida. Para el interior y si alguna se atreve mezclar el agua con lejía y jabón, pero mucho cuidado con salpicar a los ojos, ropa… Eso si, procurad que la nevera se encuentre desenchufada para evitar sustos. Tened a mano unos bastoncillos de los oídos, con mucho cuidado limpiaremos la goma de la puerta. Si os fijáis bien, no es una goma lisa, si no que tiene unos surcos que la atraviesan desde un punto de la puerta hasta el otro. Pues es en esas ranuras metemos los bastoncillos y vamos moviéndolos hasta finalizar. Con estos sencillos pasos no solo le daremos mayor vida, también la dejaremos desinfectada, algo que nos vendrá de maravilla para mantener nuestros alimentos en las mejores condiciones.

Continuamos con el microondas. En este caso el mantenimiento solo lo podemos reducir a su limpieza y poco más. Así que si hace mucho que no lo limpiamos en condiciones y tiene los típicos pegotes de comida que han explotado previamente. Escoged un bol apto para microondas, poned una buena cantidad de agua en el y a continuación un limón cortado en rodajas, de forma que queden flotando. Metemos todo dentro y lo dejamos unos 5 minutos. Lo que haremos con esto es ablandar toda la porquería y después la podemos limpiar mucho más facilmente además de dejar buen olor.