Cinco ideas de comidas para la media mañana (o la media tarde): dos ideas

lauraHogar Comments

En el artículo anterior ya explicábamos el punto de partida por el que vamos a proponer estas ideas que tratan, desde la perspectiva tanto del ahorro como por supuesto de valor nutricional, de acercarnos a dos comidas tan importantes como el tentempié de media mañana y la merienda de la tarde, dos comidas a las que muchas veces dentro de la vorágine del desempeño laboral, no prestamos mucha atención.

Entremos en materia:

Siempre la fruta

La fruta siempre va a ser un elemento nutricional interesante, siempre va a ser un buen alimento a tener en cuenta para estas comidas, pero sobre todo la fruta va a resultar muy adecuada para aquellas personas que realizan un trabajo excesivamente sedentario, un trabajo que habitualmente lleva consigo una carga de actividad intelectual importante. Debemos tener en cuenta que en muchas ocasiones pensamos que la sustitución de la fruta entera por el zumo ya es suficiente, evidentemente, zumos es recomendable, sin embargo en este caso vamos a recomendar digerir al menos o dos piezas de fruta fresca y en aquellos casos que sea posible con la piel entera. En la fruta vamos a encontrar nutrientes muy beneficiosos para la actividad cerebral como la glucosa, los antioxidantes y por supuesto el agua.

Rompiendo lanzas por los frutos secos

A la hora de acercarnos a los frutos secos para una de estas comidas de media mañana media tarde, debemos tratar de desmontar algunos mitos que, malentendidos, ha generado la sensación de que nos encontramos ante una familia de alimentos prohibida porque engordan.

Los frutos secos al natural, repetimos al natural, son efectivamente unos alimentos de un alto valor energético, que además vienen asociados a una mejor actividad cerebral, y como se demuestra en numerosos estudios, en este formato, obviando los frutos secos fritos o salados, no tienen por qué ser desechados de una dieta.

Por tanto y aunque estemos desarrollando un trabajo sedentario, un trabajo de oficina por ejemplo, no debemos renunciar a alimentos como las nueces, las avellanas o las almendras entre otros, incluyendo la mezcla de ellos generando cócteles de frutos secos que nos van a aportar una parte de lo que necesitamos en estas comidas. Pero recuerda frutos secos al natural.

imagen romanov pixabay.com