Las cosas que tengo que hacer (y saber) en las compras en rebajas; derechos de compradora

lauraahorro, Descuentos Comments

Con la apertura del periodo rebajas el próximo día uno de julio, comience sin duda uno de sus momentos importantes del año desde la perspectiva de las compras, un momento que como vimos en el anterior artículo, debe ser aprovechado en su justa medida, y, para ello, nos estamos acercando a cuestiones muy interesantes e importantes a tener en cuenta cuando se trata precisamente de realizar compras en rebajas.

Claro que tenemos derechos al comprar en rebajas

Olvidemos esa especie de concepto antiguo de que los comerciantes nos están haciendo un favor con las rebajas, realmente se trata de estrategias comerciales y de marketing que resultan muy importantes para los propios establecimientos, por tanto, simplemente se trata de una relación comercial en la que ambas partes tienen derechos y obligaciones.

Una cuestión recurrente en la rebajas es el pago, aún hoy en día en ocasiones vamos a encontrar en establecimientos la negación a la opción del pago con tarjeta de crédito sin recargo adicional, el único mecanismo que de manera efectiva puede limitar este pago es cuando el comercio realiza dicha limitación durante todo el año indicada de manera visible, efectivamente un comercio no está obligado a aceptar la tarjeta de crédito, pero de manera continuada, en el caso contrario debería aceptar su tarjeta también en el periodo rebajas.

Otra cuestión y a veces surgen es las discrepancias sobre las informaciones facilitadas con respecto a la venta de los productos, es decir, por ejemplo cuando encontramos un precio sobre un producto anunciado en un escaparate y un precio diferente del producto impreso en las etiquetas del producto, debemos saber que en este caso siempre es obligado escoger la opción que resulte más favorable al comprador, es decir la opción más rebajada.

Cuando adquirimos un artículo de bajas que presente un defecto, vamos a poder exigir abono de compra, y en este caso no tenemos por qué afectar propuestas como vales o cheques de cambio, independientemente de la modalidad de pago que hayamos elegido, aunque, resulta siempre fundamental atender a los carteles que pueden informar a tal efecto, las prendas defectuosas se consideran una mala venta y por tanto no debieran englobarse en las restricciones sobre la evolución.

Por último, y esto resulta muy importante, cuando solicitamos el abono de un producto adquirido previamente a las rebajas, dicho bono deberá ser siempre realizado sobre el precio pagado por el usuario, y nunca sobre el precio al que el producto se puede encontrar en rebajas.