4 preguntas que debes hacerte antes de empezar una reforma

Alfonso SBahorro, Bricolaje, Consejos, Hogar, InteresanteLeave a Comment

Consejos para hacer una reforma en casa

Cuando se empieza a considerar la posibilidad de hacer una adición a la casa, hay cuatro elementos importantes que debemos tener en cuenta:

¿Qué se puede construir?

Lo primero que debes hacer es averiguar qué es lo que puedes construir en base a tu vivienda, zona, límites de construcción que se aplican a tu propiedad, etcétera.

Normalmente hay un máximo de metros cuadrados edificables y una altura máxima también.

Además, puede que intervengan otros factores y nos causen algunos contratiempos, como la distancia a la que debe estar construido de la calle o el tamaño de lo que necesitas meter en ese nuevo espacio que quieres crear.

¿Cuál es el proceso?

Lo primero que debemos hacer es consultar a un arquitecto o consultor local sobre el uso de ese suelo en el que nosotros queremos construir y sobre las normas de construcción locales, provinciales o estatales que afectan al mismo.

Además, necesitarás una aprobación para hacerla, acorde a los reglamentos de la ciudad y a lo que dictamina la ley.

¿Cuánto cuesta?

El coste por metro cuadrado adicional depende de la ubicación – Madrid es más caro que Soria, por ejemplo -, así como del tipo y naturaleza de la mejora.

¿Estamos añadiendo un dormitorio o estamos agrandando la cocina? Las necesidades que implica cada decisión son diferentes y también lo son los costes asociados a las mismas. Por ejemplo, si estamos ampliando la cocina tendremos que añadir tuberías, desagües y otro tipo de instalaciones que requerirán una mayor inversión que si añadimos sólo un dormitorio.

Otros elementos que agravan el coste son los cambios de pendiente del suelo, el número de pisos (si es que queremos construir otro piso) o los materiales de construcción que utilicemos.

Un arquitecto o un contratista pueden ayudarte a calcular el coste y tener en cuenta todos estos factores.

Normalmente las obras suelen costar más de lo que uno piensa al principio porque van surgiendo contratiempos así que lo mejor es que tengas algún fondo de emergencia reservado para los posibles imprevistos.

Por lo general, comprar algo ya construido es más barato por lo que no debes descartar la opción de mudarte a otra casa antes de empezar la reforma.

¿Cómo elegir al arquitecto y al contratista?

Empieza recopilando ofertas de distintos lugares, pidiendo referencias y mirando sus anteriores trabajos en persona.

Siempre pide que detallen los trabajos por escrito y trata de evitar las órdenes de cambio, comprueba seguros y fianzas y asegúrate de entender y cumplir todos los requisitos de licencias estatales.

Por último, antes de empezar, intenta encontrar algún amigo de confianza que ya haya hecho reformas similares y te pueda echar una mano con todo el proceso.